¿Existe la suerte?

febrero 25, 2010 § 2 comentarios

“Alea jacta est” es la frase de Julio Cesar cuando cruza el Rubicon, frase que mucha gente la traduce como “La suerte está echada” es realmente “Los dados serán lanzados” y es que la palabra suerte viene de “sors” que en la antigua Roma eran una especie de cuentas casi en forma de dados con las cuales se podían formar palabras aleatoriamente, casi como una especie de adivinación. Eso quiere decir que quienes creen en la suerte como tal, están dejando su vida y sus asuntos importantes a un sistema aleatorio sin sentido, es como tener unos dados para decidir sobre los negocios, o una moneda como el mortífero “dos caras” de la serie de cómics “Batman”, para tener una vida positiva llevada hacia lo positivo es importante empezar a librarnos de terminologías que definitivamente nos anclan, la palabra suerte es una de esas anclas que no nos dejan avanzar, les pongo un ejemplo: Dos personas suben a un ascensor, ambas saben a que piso van, la  una oprime el piso 5 porque no quiere perder el tiempo y sabe que es importante ir al piso 5 a la brevedad posible y la otra decide agarrar un dado hasta que le salga el número 5, supongamos que lo logra el 7mo intento, ¿cual de los 2 llegó más rápido a su destino?, obvio el primero; en otras palabras creer en la suerte no es otra cosa que perder el tiempo, retrasar tus planes de éxito. He conocido gente que a los 65 años de vida se han ganado un premio de la lotería y su primera expresión ha sido: “Al fin, yo sabía que me la iba a ganar, tengo 40 años comprando la lotería y gracias a que nunca perdí la fe, me la he ganado”; imagino que hace 40 años ese mismo dinero les hubiera sido más útil, ahora tocaba con lo ganado recuperar el tiempo perdido, en otras palabras prácticamente empatas. Lo que más me preocupa es que existen muchas personas que asocian la suerte a la voluntad de Dios y eso es algo que definitivamente traerá muchas decepciones a las personas que lo piensan y se terminan a la larga desquitándose del Dios Padre sin razón ni motivo, de la misma manera en que afirmo que no existe la oscuridad, sino la ausencia de luz, también afirmo que no existe la mala suerte, sino la ausencia de Dios en tu vida, y no es que afirme que Dios te ha abandonado porque Dios no abandona está allí en más acciones en tu vida de las que te puedas imaginar, desde el sol de la mañana hasta el aire que respira y esta mucho más cerca de ti que en todo momento está dispuesto a acogerte bajo su sombra, se escucha decir ¿donde estaba Dios cuando pasó lo de Haití?, recordemos que Haití es un país donde la presencia de Dios no está fijada por la voluntad de su pueblo ya que la mayoría cree en muchas otras cosas menos en la existencia de Dios, como nos podemos explicar que República Dominicana que está en la misma isla donde se encuentra Haití no haya sido víctima del mismo movimiento telúrico en la misma isla, no fue una cuestión de castigo divino, fue porque un pueblo prefirió la ausencia de Dios en sus vidas. Estos ejemplos sirven para poder graficar lo que quiero transmitir, ¿le dejamos todo al dado o le dejamos todo a Dios?, conozco gente que dice haberle dejado todos sus asuntos a Dios y aun compra lotería, es como decir, por si acaso y Dios no es un dios de por si acaso, llevo 2 años y medio en la presencia de Dios y no he comprado un billete de lotería desde que le dejé el total encargo de mis asuntos financieros a Dios, mi esposa no entiende como funciona pero funciona, siempre le digo a los que venden la lotería, no te la puedo comprar porque es muy posible que me la gane y para mis adentros pienso que eso es posible porque que no quisiera más satanás que cayera en su poder y el dinero es una de sus armas favoritas. Es por eso mejor trabajar por lo sanamente bien ganado, por vivir una vida satisfactoria, con un trabajo satisfactorio, sin problemas, sin nudos mentales, con positivismo. Esos que aman la vida positiva porque la llevan con una serie de reglamentos similares a los de Dios pero no iguales, son los primeros en caer en la trampa de la suerte, los que piensan y creen que hay buenos y malos días sin detenerse tan siquiera a ver lo maravilloso que es la naturaleza, el aire, la brisa y como todo a tu alrededor funciona porque Dios lo ha decidido que así sea, peor y esto si mucha atención con esto, peor aun los que juegan a bibliomancia que agarra una Biblia y dicen Dios mándame un mensaje hoy, le damos vueltas de ruleta a las páginas y donde caiga el dedo es el mensaje de Dios, terrible. En todo caso, cuando alguien te vuelva a decir la ya muy típica frase “Buena suerte” puedes voltearte y decirle, “la suerte no existe, solo existe Dios”.

Bendecido seas.

Anuncios

¿Es acaso Jesus tu última opción?

diciembre 15, 2009 § Deja un comentario

Dos amigas se encuentran en un café y la una le cuenta con emoción a la otra que fue a ver a un brujo que le leyó el futuro y la salió toditito, la otra celebra como si fuera un acto normal y cotidiano; estoy visitando a un psicólogo casi como si fuera un pequeño lujo que te puedes dar exclama una persona ante todos sus íntimos amigos… para muchos Jesús tan solo es el plan B en sus vidas, ese que da vergüenza comentar, nadie dice ayer hablé con Jesús y mi oración me dio paz y esperanza antes mis problemas, ¿Por qué creemos en el ocultismo, las magias de cualquier color, los trabajitos?… y no le damos crédito a nuestra FE. Hace poco charlaba con un amigo que me decía “loco la vida hay que disfrutarla, si estoy tocando fondo buscaré a Dios, pero ese momento no ha llegado aun”, tenemos como percepción que hay que estar definitivamente mal para recurrir a Jesus, confieso que yo fui uno de esos en cierto momento de mi vida y ahora estoy dando testimonio, a mi manera, de lo que Jesus hizo en mi vida y ¿Quieren saber algo?… estoy viviendo el mejor momento de mi vida. El verdadero secreto de ese éxito fue creer con FE ciega, yo jamás experimenté la luz divina, ni Dios me tocó la espalda, ni me habló en voz sonora ni me desmayó por la unción, en mi caso tan sólo le creí y fue lo mejor que he hecho hasta ahora en mi vida. Desde entonces solo vivo con el plan de Dios, no tengo ni plan A, ni plan B, ni el por si acaso falla, ni creo en loterías, ni horóscopos, ni cartas astrales, ni nada de esas cosas que lo único que pueden hacer en ti es doblegar tu FE, a Dios… yo le creo, es mi único plan. Es hoy por hoy Jesus tu primera y única opción, es el flaco olvidado en una imagen de iglesia que de vez en cuando vas a visitar… por si acaso.

Bendecidos sean todos.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Tarot en Mi extraño mundo..