Es mucho más difícil creer.

agosto 18, 2010 § Deja un comentario

De las grandes discusiones que suelo tener con grandes amigos mios, ateos, sobre qué es mucho más difícil, ser ateo o ser creyente, los argumentos son valederos, al ateo se lo juzga por estar alejado de la palabra y una serie más de acusaciones entre ellas la discriminación, pero para el ateo la vida es mucho más sencilla si nos ponemos a pensar en una vida sin las leyes y los reglamentos de Dios, debemos recordar que para todo aquel que crea en Dios debe acatar uno de sus disposiciones básicas en esta vida y que es el libre albedrío, en otras palabras en esta vida podemos hacer lo que nos venga en gana y no debemos discriminar a los no creyentes, ni mucho menos tratar de venderle la fórmula de la salvación de una manera fría y mecánica. Si no creyera en Dios podría hacer lo que me venga en gana sin temor alguno, podría ser infiel sin culpa, podría mentir, podría manejar la vida como si manejaramos un juego de video con un cheat, no le tendría que responder a nadie, ni debería sentir temor alguno, claro que debería andar con cuidado porque los que creen no me mirarían bien y estaría al tanto de cualquier bibliazo, eso me parece de alguna manera mucho más relajado.  Comer sin agradecerle a nadie más que a mi mismo por haber generado el dinero que paga la cena en la noche para mi y para mi familia, me ahorraría un dineral en costos religiosos como bautizos, confirmaciones, matrimonios, porque no tendría que seguir ninguna religión, así mismo si no creo en Dios, no creería en cualquier tipo de espiritualidad o posibilidad ficticia de vida en otros planetas, fantasmas, horoscopos, es decir que solamente creería sola y únicamente en mi, pensando que la vida es una gran oportunidad y que he tenido la suerte de vivirla así de relajada, sin padres nuestros, sin religión, sin dirección, acatando si deseo las leyes de los hombres para poder convivir dentro de una sociedad, en lo personal, a mi criterio ojo… eso sería mucho más fácil que creer en Dios. Pero no, yo elegí creer, nací creyendo, desde que tengo uso de razón en mi vida he creido que existe un Dios y que existen claves en esta vida para poder vivirla mejor que están definitivamente en seguir su doctrina y su manera de vivir la vida, eso es complicado, difícil y aun así la mayoría parece entenderlo, sinó no vivieramos en el 2010 después de Cristo; cómo es que un hombre puede hacer tanto en 2010 años si no es de otra manera que siendo el hijo de Dios, y yo lo creo. Decidí renunciar a mi totalmente, a mi manera de vivir la vida sólo por seguir a Dios y no sólo me he conformado con conocerle, sino que también me siento parte del filo de su espada, no lo cuestiono, no lo justifico, no lo explico, no lo vendo, no lo promociono como un tiempo compartido, solamente he decidido ser y hacer como el lo disponga, y me va mejor que cuando vivía alejado de su palabra, siento que Dios me ha dado poder sobre muchas cosas, autoridad sobre mucho con el simple hecho de llevar conmigo su Espíritu, eso es difícil, renunciar a todo lo que pudiera ser placentero en la vida si lo manejaramos de manera desmedida porque el temor a Dios, que no es otra cosa sino el temor a herirlo no el temor a que nos haga algo, no nos confundamos… el temor, como cuando uno teme dañar a la persona amada… ese temor es una herramienta poderosa que nos alarga la vida, la extiende a lo largo y a lo ancho. Decidí creer, hay gente que me dice “podría pensar que eres una persona muy inteligente sino fuera por esa parte de ti que decidió creen e un Dios que no existe”… pero me sonrío y digo, hay que jodido que es esto pero lo acepto con un amor tremendo que opaca todo lo demás. Yo confieso que a veces me es difícil por los problemas que no es que dejan de estar, siempre están allí, atacandome incluso dentro de mi hogar, pero me toca apretar los dientes y pensar en cuanto Dios ha hecho por mi y no dejarme tumbar bajo ninguna circunstancia… eso me mantiene en pie, me da vida, una y más veces en el día. Tu podrías decir, que vida tan dura, cuanta negación, es mejor no creer y relajarse, pero no, no creo que exista nada en esta vida que me haga dudar de la existencia de Dios, sea cual sea la tribulación estoy dispuesto como JOB a aceptarla… y eso es difícil. Como cuando crecemos azotados por nuestros padres y aun después de la tunda lo seguimos amando a profundidad, imagínate el amor que se debe sentir por Dios… que no requiere de mucha imaginación, requiere de creer en aquello que no ves con tus ojos… podrías acaso manejar tu auto con los ojos cerrados??? …ves que difícil es, y aún así cuanta gente ha decidido vivir la vida así… porque eligió hacerlo, porque lo ama demasiado. Eso es Dios.

Bendecidos sean todos.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Es mucho más difícil creer. en Mi extraño mundo..

Meta

A %d blogueros les gusta esto: