Jesus, el humano.

marzo 24, 2010 § 1 comentario

¿Se han dado cuenta lo difícil que es para muchos seguir a Jesus?, ni hablar pretender ser como El, que es realmente de lo que se trata. La grandeza del Dios convertido en hombre nos encandila tanto que no entendemos un punto importante en el ejemplo de la venida de nuestro Señor, era un ser humano. Respuestas como “no, lo que pasa es que Jesus era Dios, yo no puedo pretender ser Dios”, o “no creo que pueda caminar sobre el agua como Jesus, para el todo bien, era el hijo de Dios podía hacer lo que quería”, haber si aterrizamos un poquito el asunto hacia las cosas más simples y nos vamos al principio. Dios para venir en su forma humana no decendió de los cielos como un humano, vino por medio de una matriz, la de María su madre concebido directamente con el ADN de su divinidad, es obvio que tenía una carga sobrenatural del Espíritu, la misma que a cualquier ser humano nos tocaría recolectar a lo largo de toda una vida, ya Jesús nació con ella; pero ojo no nació inmortal ante la espada del enemigo, fue protegido como cualquier madre protegería a su hijo de toda obra de maldad que pretendía dentener el propósito. A mi me suena eso muy humano, te puede pasar a ti, me puede pasar a mi, nos puede pasar a cualquiera, el temor a lo malo habita en cada uno de nosotros, Jesus era un ser humano que creció con frio, con calor, con todas las enfermedades de la época, eso si, el sabía a lo que venía hizo todos los estudios que las costumbres judías de la época aplicaban sobre los infantes como la memorización de la Biblia, los grados de ascenso hasta ser digno del cargo de rabino incluso, eso quiere decir que su crecimiento fue en base a lo bueno, de que manera creen que Jesus predicó en el templo cuando niño,  a esa edad los niños judios ya debía haberse memorizado la mitad de la biblia letra por letra, párrafo por párrafo, versículo por versículo pero fue su conocimiento del Reino el que realmente sorprendió a todos, porque hasta allí nosotros y cualquiera de nuestros hijos podrían memorizarse la biblia, el era un humano más entre nosotros. Para no extenderme en este punto, lo que quiero transmitir es que Jesus era Dios, que se convirtió en un ser humano, para demostrarnos con su ejemplo que nosotros podemos ser como El, más allá del propósito real claro está. Podemos ser estudiosos de al Biblia y vivir bajo los preceptos bíblicos, pero como el mismo Jesus, podemos con nuestras vidas ejemplares escribir nuevos capítulos, es lo que el querría, tener un ministerio, hacer de la nada un Reino, es lo que el querría, vivir como Jesús es ser independiente como El, ser NADA religioso porque a lo último que vino Dios a la tierra fue a crear una nueva religión, el vino por su iglesia, su pueblo, no se confunda eso con religión, todo aquel que crea en El y viva como EL, y viva para EL, es su iglesia. Ya basta de creer que porque Jesus era el hijo de Dios nosotros no podemos pretender tan siquiera parecernos a El, eso me sueno a religioso, tan solo imagínate como sería El ahora, siempre en tu cabeza debe ir la pregunta ¿cómo lo haría Jesus?, ¿como actuaría?, el fue como nosotros, tuvo tentaciones, emociones, su humanidad era tal que le salían llagas en sus pies, es ensuciaba como cualquier humano, esa imagen de ropa blanca flotando y con un resplandecer se la debemos a los artistas, su resplandecer era de otro tipo, hoy en día he visto hombres y mujeres con ese resplandecer porque están reflejando a Cristo en su manera de ser y de vivir, todos podemos tener un poco de eso y también bastante de eso. Jesus siendo humano nos dice con su ejemplo “SE como yo”, ya basta de excusarnos que nos queda grande ya que El es el hijo de Dios, nos mostró a Pedro caminando sobre el agua y con el tiempo sanando con su sombra, nos mostró el cambio de Saulo a Pablo y eso nos hace pensar que podemos tener ese cambio también, sangró en la cruz, y sólo cuando resucitó volvió a su condición de Dios pero aun así nos embistió (a la humanidad) con su poder y con la capacidad de ser como El. Jesus: Diciplina, entrenamiento, fortaleza, estudios, propósitos… ¿no veo por qué no?, es como si también hubiera venido a decirnos, haber… asi es como se hace.

Bendecidos sean.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

§ Una respuesta a Jesus, el humano.

  • Jesús, El Humano, nos enseñó el camino, algo tan sencillo como entender que con amor lo demás es irrelevante, que basta con mirar con el corazón; porque el poner la otra mejilla no implica recibir el segundo golpe implica devolver la agresión con amor, perdonar aun cuando no somos perdonados porque lo que hagamos con los demás es lo que queremos y exigimos se haga con nosotros…..

    Dios no implica religión y viceversa, las religiones son simples métodos, un enmarañado sistema de normas y reglas creadas por el hombre para el hombre que nada tienen que ver con niveles espirituales que ni por broma están al nivel terrenal, y para mostrarnos eso el debió bajar a nuestro nivel para mostrarnos que todos debemos llegar al suyo, como un padre que educa a su hijo debe agacharse y ponerse a su nivel para predicar con el ejemplo.

    El dejó las huellas sobre la arena para que nosotros las sigamos y ni el más poderoso mar las podrá borrar, nos podrá distraer pero al final encontraremos esas huellas de nuevo en la arena.

    En lo personal el “Greñitas” como le digo acá en confianza me acompaña cada instante, en las buenas celebra conmigo y en las malas me extiende su mano para mostrarme que jamás se cierra una puerta sin abrirse al menos una pequeña ventana, que las cosas no suceden por algo, las cosas suceden PARA algo, que mi tarea en la escuela de la vida es aprender todo lo que pueda para poder entender ese “PARA” que lleva cada suceso.

    “Yo estoy en cada detalle de la vida, levantas una roca y ahí estoy, cortas un trozo de madera y estaré ahí, para llegar a mi no necesitas de templos ni intermediarios; basta con que lo pidas y te será concedido siempre en la medida de tus necesidades ni más ni menos, no busques perdón porque has sido perdonado aun antes de que te equivoques, la riqueza no radica en posesiones, no se mide en la grandeza de lo material, la riqueza se mide en lo grande de tu corazón…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Jesus, el humano. en Mi extraño mundo..

Meta

A %d blogueros les gusta esto: